Milanesa de pollo

    • Preparación en
    • Cocción en
    • Porciones
    • 4
    • Grado de Dificultad

Ingredientes

Pasos

  1. Cortar cada pechuga de pollo en mariposa, es decir, cortarlas por el medio y abrirlas asemejando la forma de alas de mariposa. La idea es que la pechuga quede más delgada pero aun en una sola pieza. Envolver cada pechuga con Envoplast y golpearlas con un mazo hasta lograr que queden aun más delgadas, con un grosor parejo. Si quieren pueden cortarlas en trozos más pequeños, o dejarlas enteras.
  2. Aderezar con sal y pimienta por ambos lados. Colocar la harina, los huevos batidos y el pan rallado en platos o envases separados, en ese orden.
  3. En una sarten grande calentar el aceite a fuego medio. Pasar cada pechuga de pollo (ambos lados) primero por la harina, luego por el huevo batido (dejando escurrir el exceso), y finalmente por el pan rallado, asegurándose que quede bien empanizada. Freír en aceite caliente hasta dorar, voltear con ayuda de unas pinzas (no pincharlas con un tenedor) y dejar dorar por el otro lado. Colocar sobre papel absorbente para escurrir el exceso de grasa y servir.

Puntuación de la receta

  • (2 Rating)

Puntúa esta receta

  • 2 Persona/as Calificaron esta receta