Cómo mantener un peso saludable

La Lic. Martha Quesada brinda estos consejos para conservar un peso saludable

Evite ayunar. Cuando ayunamos, sometemos al organismo a un estrés innecesario. Este estrés lo lleva a reaccionar con una “autofagia proteica”; es decir, a obtener energía “comiendo” las proteínas que se encuentran en los músculos.

Realice caminatas tres veces por semana. Lo ideal es caminar 45 minutos por vez, pero se puede comenzar con 10 minutos e ir acelerando de a poco. La caminata ayuda a bajar los niveles de azúcar en la sangre, previene la hipertensión arterial y mejora el ánimo.

No se pese diariamente. Lo mejor es pesarse solo una vez por semana y, si es posible, a la misma hora y con la misma balanza.

Evite el azúcar. Tenga en cuenta que el azúcar también está presente en la miel y en los jugos de frutas. Evite excederse con alimentos con alto contenido de azúcar y acostúmbrese a endulzar sus bebidas y platos con edulcorante.

Coma lento. Esto permite degustar mejor los alimentos y brinda mayor sensación de saciedad. respete todas las comidas. Si se salta una comida su metabolismo trabajará de forma más lenta y hará que no pierda peso. También disminuirá el azúcar en su sangre, por lo que llegará con más hambre a la próxima comida y se producirá el famoso “atracón”.

Cene dos horas antes de acostarse. Así evitará dormir con el estómago lleno y pesado. De esta forma descansará mejor y tendrá un sueño reparador.

Evite el colesterol. Identifique aquellos alimentos que puedan elevar sus niveles de colesterol, como por ejemplo: yema de huevo, hígado, vísceras, embutidos, manteca, mayonesa normal, galletitas y fiambres, entre otros.

Engañe a su estómago. Tome una sopa o una rica ensalada antes de sus comidas. Le ayudará a calmar el hambre.

Evite la constipación. Elija alimentos con fibras como verduras crudas y frutas con cáscara, pues actúan como escoba dentro del intestino.