Cenar en exceso puede convertir tu dulce sueño en pesadilla

Según los investigadores de psicología Geneviève Robert y el profesor Antonio Zadra, quienes realizaron un estudio del sueño en Canadá, explican su hipótesis sobre las pesadillas diciendo que son una catarsis a las vicisitudes de la vida cotidiana, y además es que ellos reflejan una alteración del sistema nervioso.

“Las pesadillas no son una enfermedad en sí mismas, pero pueden ser un problema para el individuo que las anticipa o que está angustiado en gran medida por sus pesadillas. Las personas que tienen pesadillas con frecuencia pueden temer quedarse dormidos y se sumergen en sus peores sueños. Algunas hay pesadillas que se repiten todas las noches, creo que hay todavía mucho que aprender acerca de los sueños con investigaciones adicionales que aborden procesos emocionales y neurocognitivos asociados con los sueños buenos y malos”, expuso el investigador Zadra.

No obstante es importante consultar a un profesional cuando esto afecta el rendimiento normal de un individuo.
Un consejo para evitarlos seria obtener un mejor provecho de sus horas de sueño, mediante hábitos adecuados y disminuyendo la ingesta de alimentos muy estimulantes y con muchas calorías, le ayudara en a disfrutar de un día más pleno al despertar.