Acogedor y Gourmet

Ambientado con luz tenue proveniente de veladores y faroles y una armoniosa combinación de elementos antiguos y contemporáneos, El Mercadito Gourmet brinda a los clientes la acogedora sensación de hogar. Posee dos ambientes principales. Porun lado está el gran salón, cuyo diseño del piso (cuadros blancos y negros) atrae desde el primer paso. En esta misma estancia hay un gran anaquel de madera que se extiende hasta el techo, y mesas y sillas que nos transportan a una casa de campo. Todo esto cubierto por inmensas arañas de colores y rodeado de amplios ventanales que dan a la calle.

El patio es un jardín amigable y extenso que posee capacidad para 35 personas. Viejas pavas, ollas y antiguos recipientes de hierro -como jarras convertidas en floreros forman parte de la decoración. También interviene en el paisaje una gran rueda de metal transformada en colgante para macetas,
y un espacio para encender fogatas durante el invierno.

El menú es de lo más variado. Se pueden encontrar desde quesadillas y empanaditas de espinaca -usualmente servidas como entradas- hasta platos de fondo con carnes, pescados, pastas y ensaladas. No hay que dejar pasar los exóticos tacos de camarones y el recomendado especial de la casa: Matambrito de cerdo acompañado de mandioca frita. Para acompañar esta delicia, nada mejor que el trago de la casa: “Mercadito”